Comunidades de edificios y la instalación de generadores eléctricos

Actualmente, son cada vez más las comunidades que buscan modernizar su edificio al instalar un grupo electrógeno (generador eléctrico).

Los grupos electrógenos actúan como respaldo ante cortes de energía, por lo que permiten mantener el funcionamiento de ascensores, poder tener presión de agua suficiente para pisos altos, mantener la iluminación y cámaras de pasillos y sectores clave. Son funciones que, ante situaciones de emergencia, como terremotos u otras en que haya que evacuar, tal vez de noche, pasan a cobrar importancia vital.

A raíz de todo lo anterior, muchas comunidades se plantean la necesidad de adquirir un grupo electrógeno. A continuación, se analizarán los temas principales a tener en cuenta y algunos errores comunes.

Potencia del grupo electrógeno

Se debe tener claro qué se quiere energizar (espacios comunes, departamentos, otros) y hacer un análisis de consumos y/o cargas, y según eso definir la potencia necesaria del equipo, medida habitualmente en KVA o KW.

Error común: sobredimensionamiento. Muchas personas, al no poder calcular la potencia necesaria, deciden fijar una potencia mucho mayor a modo de precaución. No obstante, esta “precaución” puede acortar la vida útil del equipo, que no está hecho para energizar cargas muy bajas en relación a su potencia, dañándose sus partes mecánicas con el tiempo.

Solución: si es que ya compraron el equipo sobredimensionado, hemos diseñado un sistema para resolver el problema, alargando la vida útil del motor y sacándole el mayor partido posible al equipo.

Nivel de calidad

Hay una gran variedad de grupos electrógenos en el mercado, de distintas calidades. Como los equipos para edificios se usan en general sólo ante corte de energía (uso de respaldo), muchos se apresuran a comprar un equipo barato de origen chino, asumiendo que el poco uso justifica una calidad más baja.

Muchas veces, tienen razón.

Sin embargo, se debe tener en cuenta lo siguiente:

  •           En China hay una amplia gama de calidades. Hay equipos chinos que pueden durar 10 años sin mayor problema con correcta mantención, mientras que otros ya llegan con defectos de fabricación, o fallan a los pocos meses, y, al no haber repuestos, el proveedor no siempre es capaz de responder.
  •         La dificultad de la instalación: un edificio que no se diseñó pensando en ubicar en su interior un grupo electrógeno implica diversas dificultades adicionales en la instalación. Esto implica que la instalación puede llegar a ser un gran componente del costo del proyecto (llegando a 40% o más). Un edificio tiene una vida útil mínima de 50 años, y si el equipo generador dura 10 años o incluso menos, el costo de retirarlo y cambiarlo por otro será altísimo. En ese caso, se justifica plenamente una inversión inicial mayor en un equipo de mejor calidad: será un ahorro a largo plazo.

Instalación

El instalador debe tener experiencia, haber examinado y sugerido la ubicación del grupo electrógeno.

Error común: no se analizaron espacios ni condiciones del lugar. Este tipo de errores puede causar tanto la detención del proyecto como la aparición de varios cobros sorpresa. Algunos ejemplos:
àLa ubicación del grupo electrógeno es muy pequeña y no permite su correcta ventilación
àLa grúa no cabe por el camino
àEl punto donde se pone el grupo electrógeno se “hunde” en el suelo y/o se inunda con las lluvias

Solución: si es que esta situación ya se dio, se recomienda contratar asesoría adicional, ya que para un instalador sin experiencia será complejo resolver estos problemas de forma eficiente.

Tablero de transferencia automática

Siempre se debería considerar el Tablero de Transferencia Automática (TTA o ATS por sus siglas en inglés) al comprar un grupo electrógeno para una comunidad de edificio. No siempre se incluye en la oferta, y tiene un costo adicional. El TTA que se vende usualmente incorporado a los grupos electrógenos modernos tiene una vida útil mucho menor que el mismo equipo.

Los TTA Heitmann tienen una gran vida útil y son reparables, por lo que existe la posibilidad de comprar un grupo electrógenos sin TTA, y luego instalarle una TTA Heitmann, para mejorar la calidad total el sistema de generación de respaldo.

Cargador de batería

Respecto al cargador de batería, si es que viene incorporado dentro del grupo electrógeno, principalmente en equipos asiáticos, suele ser de baja calidad y vida útil menor a la generador.

Si desea mejorar la calidad de su equipo y aumentar la vida útil también de sus baterías, consulte por nuestros cargadores y mantenedores de batería Heitmann de alta calidad y vida útil de más de 20 años.

RECOMENDACIONES FINALES

La inversión hecha en un grupo electrógeno es alta, tanto monetaria, como en el tiempo invertido en analizar la compra y llegar a un acuerdo como comunidad.

Es de suma importancia priorizar el análisis y tener una buena asesoría, ya que esto acelerará los tiempos, facilitará las decisiones y permitirá tomar la mejor decisión, balanceando el aspecto financiero con las necesidades específicas de la comunidad.

Puede contactarnos aquí para consultar sobre nuestros servicios de venta e instalación de grupos electrógenos.

 

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *